"Urgente, incrementar la frecuencia de las rutas de Qrobús" | Querétaro

"Urgente, incrementar la frecuencia de las rutas de Qrobús", dice Gerardo Cuanalo

A su llegada al IQT, el funcionario hace una radiografía del transporte y asume el compromiso de mejorar este servicio en la metrópoli

"Urgente, incrementar la frecuencia de las rutas de Qrobús", dice Gerardo Cuanalo

"Urgente, incrementar la frecuencia de las rutas de Qrobús", dice Gerardo Cuanalo Foto: Facebook

Entrevistas 13/05/2022 07:35 Francisco Flores Actualizada 08:21

El número de pasajeros que usa a diario el transporte público urbano en la Zona Metropolitana de Querétaro (ZMQ) se encuentra al 50% de la cifra que se movía previa a la pandemia, señaló Gerardo Cuanalo Santos, director del Instituto Queretano del Transporte (ITQ).

A casi dos semanas de haber asumido el cargo, el funcionario dijo, en  entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro, que en la medida en que se aumenten los camiones, surjan nuevas rutas, aumenten las frecuencias y se estandaricen los tiempos en las cuales se dan estas frecuencias en las 71 rutas, es que  se empezará a observar una mejoría en el sistema de transporte urbano. 

Cuanalo Santos dijo que por ahora  el 75% de  usuarios pagan su servicio  en efectivo y el plan es aumentar el pago electrónico, “pues actualmente a través de este esquema el transbordo cuesta $5.50 y en efectivo cuesta el doble, pero no lo saben muchos usuarios por falta de información de nosotros”. 

pag_4_entrevista_con_el_director_general_del_itq_gerardo_cuanalo.jpeg

¿Cuál es el diagnóstico que tienen en materia de transporte público urbano? 
— La pandemia cambió las condiciones en que venía operando el transporte público, eso se ve como si tuviéramos un tablero de ajedrez y cuando pasa la pandemia vas quitando literalmente piezas y en este momento hay que volver a reconstruir estas piezas y eso es parte del reto, nuestro reto es incrementar las frecuencias de las rutas. 

¿Hoy tenemos menos camiones de los que se tenían previo a la pandemia? ¿Hay un déficit de unidades?
— Sí, pero el problema no sólo son unidades, sino que también se requieren operadores para los autobuses. Antes de la pandemia se tenían, por día, alrededor de 600 mil usuarios, hoy estamos en casi 300 mil, estamos a la mitad, estamos en un proceso de recuperación. También hay que decir que mucha gente cambió su forma de moverse.

Actualmente estamos a un 50% de lo que se venía manejando antes de la pandemia en el número de usuarios. En la pandemia, además, la ciudad siguió creciendo con nuevas colonias y eso trae nuevos retos.

El día de hoy el servicio se da por medio de una concesión [que] se le dio a una empresa que se llama Móvil Qrobús, la cual tiene varios accionistas, pero los mayoritarios es ADO y Flecha Amarilla, y ellos tiene la obligación de dar una cobertura adecuada en todo el sistema. 

¿Asume el compromiso de mejorar el transporte?
— Sí, el compromiso del gobernador, y en eso trabajo yo, para mejorar lo más pronto posible el tema de las frecuencias y unificar la operación de las 71 rutas que se tienen, plantear una reestructura de las rutas, pero también crear nuevas rutas, trabajar muy de la mano con los operadores para que estén en condiciones de seguridad, en condiciones humanas de poder trasladar a los usuarios, generar esquemas de comunicación a través de la tecnología para que el usuario tenga elementos para poder calificar el sistema de transporte público, con el fin de que tengamos nosotros información que nos ayude a mejorar nuestro sistema. Por eso nuestro compromiso es trabajar todos los días. 

¿Por qué va tan lenta la implementación del pago con tarjeta?
— Es un objetivo de aumentar el corto, mediano y largo plazo el pago con tarjeta. Actualmente el 75% de los usuarios paga su camión mediante dinero en efectivo y nuestro objetivo es que esto vaya disminuyendo, el objetivo es avanzar en un modelo de prepago o un sistema con diferentes sistemas electrónicos que faciliten hacer la transacción, para garantizar que el operador dedicará un tiempo valioso en cobrar o dando cambio, porque además hay una cuestión de tiempos, los cuales tiene que ver el tiempo que se le dedica a cobrar, ese tiempo se le puede destinar para que el autobús vaya más rápido y también nos ayude a resolver el tema de la frecuencia. 

¿Qué ha fallado en la parte del pago electrónico?
— Tenemos infraestructura, pero creo que falta mucho comunicar a los ciudadanos del beneficio que tienen al pagar con su tarjeta, una de ellos es que los usuarios pueden planificar su gasto, llevando la tarjeta a una recarga y eso les ayuda mucho en su economía, pero ahora me he dado cuenta que muchos usuarios no saben que cuando ellos toman una ruta de 11 pesos y después hacen un transbordo, ese transbordo les cuesta la mitad y hoy muchos de quienes pagan en efectivo, pagan en 11 pesos el transbordo, mientras que con tarjeta vale 5.50 pesos.
Y [lo anterior] parte de que nosotros tenemos que comunicar para que esto se pueda lograr, aunque también hay que decir que en este momento hay un déficit de tarjetas que contienen tecnología y chips y eso está escaso, pero yo creo que con una buena estrategia podemos ganar terreno para aumentar el pago electrónico.

¿La empresa está en condiciones de aumentar el número de camiones?
— Sí se requieren más camiones para aumentar las frecuencias y en la medida que se estandarice el tiempo de las frecuencias y que logremos el suministro de camiones, y en la medida que le demos información al usuario para que planifique su viaje, se empezará a ver una mejoría.

Hay muchas críticas y bromas en redes sociales porque lo ven todos los días en el camión, ¿cómo lo toma?

— Yo llevó 16 años en el servicio público, tanto como funcionario como diputado local y federal, regidor, hemos estado siempre expuestos a la parte pública y por eso entiendo la opinión de la gente y la respeto, pero además se le valora, porque también es muy importante saber escuchar y tomar estas visiones para hacerlo mejor. Siempre tomo las cosas de manera positiva, no hay nada personal, al contrario, todo sirve para construir y mejorar lo que hacemos. 

Comentarios