17 / septiembre / 2021 | 23:23 hrs.

Tu voto, tu destino (Final)

Filiberto López Díaz

Aun cuando es posible que llegue a la gubernatura la candidata del partido que fundó el presidente López Obrador, es improbable. ¿La razón? No tiene la capacidad para ello, además de no tener la simpatía de los votantes; su carácter no se lo permite. En un ejercicio imaginativo y basado en su triste realidad; podemos afirmar, quién ocuparía algunos puestos en su gabinete: Secretaría General de Gobierno: Un líder de Antorcha Campesina; Fiscalía General del Estado: Un abogado que, antaño cuando la ahora suspirante (¡de nuevo!) a la gubernatura se encontraba insertada en el PRD, básteme señalar dos características del mismo: Pintó su casa en El Pueblito, con los colores de dicho partido y cuando se le confió defender a un defraudador de una empresa vidriera, cobró $200,000.00 por hacer… ¡nada! Secretaría de Economía: Alguien que comanda la Asociación de Condóminos Felipe Carrillo Puerto, Secretaría de Finanzas: algún pariente muy cercano; Secretaría del Trabajo: A quien representa la Asociación de Abogados Democráticos del Ejército Zapatista y, en el resto del gabinete: Su demás parentela, pues ha sido su característica principal en el cargo del cual se ha jubilado.

Cuando usted emita su voto (es un derecho-obligación constitucional), no lo haga en contra de, sino a favor de y, piense en el Querétaro que deseamos y que está al alcance de todos; medite en el presente por el cual se levanta todas las mañanas, recapacite en aquellas cataratas de promesas que pueden convertirse en realidades, para usted, su cónyuge, sus hijos y nietos. Regresar la paz y seguridad que nos fue arrancada por intereses mezquinos, oscuros, económicos y financieros; sí, el Querétaro de mujeres fuertes, honestas y jóvenes; el estado de campesinos, obreros, trabajadores, empresarios conviviendo en sana paz y armonía para alcanzar una vida mejor; con universidades, tecnológicos, atención primordial a la salud, mano de obra bien pagada y debidamente capacitada; libertad sindical y de expresión; respeto individual e institucional a las mujeres que no sólo se caracterizan por su belleza física, sino por su inconmensurable amor por su familia, trabajo y nación; es decir, nuestro próximo gobernador, deberá significar en nuestras vidas: El signo más, el verbo ser y la palabra siempre, para así, todos sin exclusión emitamos nuestro sufragio por quien nos garantice: salud, trabajo, estudios, Honestidad, Paz y Libertad. (FIN). 

 

Especialista en Derecho del Trabajo, Certificado por el Notariado de la Unión Europea

Comentarios