17 / septiembre / 2021 | 23:37 hrs.

La Cuatro-T (1)

Filiberto López Díaz

"No podría haber nada más peligroso para la raza humana que la creencia de que sus asuntos han recaído en manos de superhombres". Colin Wilson en “The Mind Parasites”. Alexander Dugin “el pensador de la nueva Rusia de Vladimir Putin”, como se lo conoce en los círculos intelectuales, ha escrito “La Cuarta Teoría Política” (La Cuatro-T) considerado “el filósofo más peligro del mundo”; en esencia basa su teoría en que el populismo debe unir la derecha de los valores con el socialismo, la justicia social y el anticapitalismo; todo lo contrario a lo escrito, publicitado y defendido por Gilles Lipovetsky en su libro “La era del vacío” en el cual propone “una nueva fase en la historia del individualismo occidental” argumentando que, nuestro tiempo sólo consiguió evacuar la escatología revolucionaria, base de una revolución permanente de lo cotidiano y del propio individuo: privatización ampliada, erosión de las entidades sociales, abandono ideológico y político, desestabilización acelerada de las personalidades y, enfatiza: “vivimos una segunda revolución individualista”.

Las elecciones en Querétaro se definirán por los candidatos (como personas) sus historias, presentes y “símbolos” que lleguen a permear en lo social. Se tratará de dos proyectos, personalidades y expresiones: Contrarias. Disímbolas. Opuestas. Por un lado, los grupos económicos de añejas dinastías con la Iglesia. Y, por otro lado, su “imagen” o expresión publicitaria e impacto de Justicia Social que en verdad deseen acatar los ahora candidatos; es decir, unas elecciones maniobradas por super fuerzas políticas, económicas y eclesiásticas y en esto, todos tienen un pasado, enterrado es cierto, pero ¡vivo! “El que esté libre de toda culpa, que arroje la primera piedra”, Dugin dijo: “El candidato… aparentemente superfluo, representa la voz de quienes votan por él (algo que debería hacer cualquier buen candidato… especialmente cuando éste tiene en su contra a toda la clase política y a los medios de comunicación). … le corresponde a la Alt-Right (derecha alternativa) crear una contra-sociedad, para finalmente pasar del mundo virtual al mundo real con la intención de ayudarse y cooptarse mutuamente. Hacer memes es bueno, tener hijos es mucho mejor”, o como decía Juan José Arreola: “Nosotros debemos de tener muchos hijos, para que los malos no sigan ganando las elecciones” (Continuará).

 

 

Comentarios