18 / septiembre / 2021 | 00:40 hrs.

De las promesas a los hechos (3)

Filiberto López Díaz

“No estoy interesado en el poder por el bien del poder, pero estoy interesado en el poder que es moral, que es correcto y que es bueno”, expresó: Martin Luther King Jr. y, se cita, en virtud del resultado de las elecciones en Querétaro. Meses atrás y con responsabilidad, habíamos escrito que, Mauricio Kuri González sería el próximo gobernador. Reitero, no lo conozco y veinte días antes de la justa electoral, casualmente me encontré a una de las hermanas del próximo gobernador, y me ratificó que el suscrito sí había sido catedrático en el ITESM-QRO de uno de sus hermanos. El resultado de las elecciones, era lógico; Mauricio basó su campaña en sus personales e institucionales fortalezas y no en la debilidad de sus oponentes. Lejos estoy de ser un individuo acomodaticio o adulador, pues siempre recuerdo las palabras de mi amigo Facundo Cabral (+): “El hombre le hace caricias al caballo para poderlo montar”; seguiré siendo por decisión y convicción propias el “Lobo Estepario” que siempre he sido;  empero el resultado electoral no me sorprende, pues, cómo comparar propuestas concretas urgentes, modernas, viables y necesarias, con bailes similares a paquidermos artríticos o las de una joven cubriendo un bache con chapopote con sus manos, o con ocurrencias de castración. No queda la menor duda; Francisco Domínguez, va a dejar un Querétaro mejor de aquel que recibió y sobre este andamio social, jurídico y económico, Mauricio deberá de tener dentro de sus prioridades, blindar al estado y combatir la terrible inseguridad emanada de dos fuentes: La vecindad con Guanajuato y el triunvirato interno que la provocó. No ha pasado la pandemia y como va la situación, creo que nos acostumbraremos a vivir con ella; la salud será otra prioridad del próximo gobierno, así como seguir siendo atractivos para la inversión nacional e internacional, con trabajadores capacitados; apoyar más a campesinos y agricultores.

En la medida de que a Mauricio se le aparezcan de la nada, cuates, compadres, ex condiscípulos, será la misma en que Pancho conozca a sus verdaderos amigos. A mi juicio, Pancho puede ir a dirigir el PAN y, ya entrados en temas federales Santiago Nieto podría ser el próximo Fiscal General de la República o bien, ocupar el escritorio principal de la secretaría de Gobernación. Bien dijo Blaise Pascal: “La justicia y el poder deben unirse, para que lo que sea justo sea poderoso, y lo que sea poderoso sea justo” (Continuará)

Comentarios