Cielo aborregado | Querétaro

Cielo aborregado

Gerardo Proal de la Isla

De acuerdo con la sabiduría popular de la gente del campo, cuando se presenta un cielo aborregado es aviso de un cambio en el tiempo o el clima. Se dice aborregado por la cantidad de pequeñas y múltiples nubes que parecen un enorme rebaño de ovejas. Por supuesto que hay una explicación científica a este fenómeno ambiental a partir de cambios tanto en la temperatura como en las corrientes de aire en la atmósfera, pero prefiero pensar en lo que la gente ha considerado interpretar después de observar al paso de años y generaciones esos momentos que la naturaleza en nuestro planeta nos comparte para recordarnos que somos parte  de un sistema mucho más complejo del que pudiéramos siquiera imaginar en un principio.

Tal vez ese aviso de un “cambio en el tiempo” pudiera considerarse también como el deseo de lograr que las cosas vuelvan a marchar con un poco más de posibilidades que adversidades para todos, de tal suerte que, como lo vemos en esta fotografía de una tarde con el referido cielo, pudiéramos echar mano de un enorme plumero y sacudir el paisaje para lograr una mayor claridad en lo que vemos hacia adelante y dar paso a las acciones necesarias para continuar adelante en la vida.

Más allá de los deseos, esta ciudad siempre nos seguirá ofreciendo tardes llenas de sorpresas en su paisaje, como seguramente las hay en muchos otros rincones del mundo. Aprovechemos y hagamos nuestros esos momentos para continuar motivando nuestros propósitos de vivir y hacer en una hermosa ciudad, como este Querétaro nuevo que deseamos conservar.

@GerardoProal

Comentarios