Avanza la investigación de la UAQ para lograr una vacuna contra Covid-19

José Alfredo Zepeda Garrido

La investigación que realiza la Universidad Autónoma de Querétaro contra la enfermedad Covid-19 sigue avanzando, la fase preclínica concluirá en las próximas semanas, de acuerdo a lo expresado por la rectora Dra. Teresa García Gasca. La etapa que está por concluir ha implicado la experimentación con animales en los cuales se busca comprobar que generen anticuerpos que los protejan de la enfermedad. La Cofepris evalúa cada una de las etapas de la investigación que se lleva a cabo en la UAQ para lograr la vacuna. 

Se espera concluir favorablemente las dos primeras fases en este año, lo que incluirá entre 300 y 500 personas sanas voluntarias, para conocer la tolerancia a la vacuna. La tercera fase se realizará a mayor escala y será más costosa, se requerirán más recursos. Los niveles de eficacia de la vacuna se investigarán en la tercera fase, lo que resultará más costoso.

Es pertinente advertir que, si bien se han estado adquiriendo vacunas desarrolladas en el extranjero, no debe ignorarse la gran importancia de que en México se apoye decididamente el desarrollo de investigación, que los gobiernos estatales y el federal tengan la certeza de los beneficios de impulsar la ciencia, la tecnología y la innovación, por múltiples razones, con visión de futuro. 

En México no se desarrolla ninguna vacuna desde hace 40 años, se tiene completa dependencia del exterior, porque se ha venido desmantelando la infraestructura que se tenía, lo cual debería reconsiderarse, por razones de seguridad nacional. La UNAM y la UAQ, entre otras universidades mexicanas, han estado investigando para obtener una vacuna contra el virus SARS CoV-2, sin embargo el apoyo del gobierno federal ha sido relativamente escaso a los proyectos mexicanos que están desarrollándose en las universidades.

La vacuna QUIVAX 17.4 contra Covid-19 que desarrolla la UAQ, de origen ya tiene la posibilidad de proteger contra diferentes variantes al mismo tiempo y se puede ir modificando su estructura, a diferencia de las que se han estado aplicando por la emergencia y que se desarrollaron contra la variante original, así lo ha afirmado La rectora Teresa García Gasca.

La pandemia no ha concluido y se ha complicado más, la vacunación en nuestro país está lejos de alcanzar a la gran mayoría de la población y se ha dado un repunte en los contagios, en los que se ha identificado notoriamente la variante delta, entre otras que ya están presentes en México y en la mayor parte del mundo. 

Las personas vacunadas pueden ser portadoras asintomáticas del SARS-Cov2 o enfermas de Covid-19, y en ambos casos es posible que contagien el virus a personas que podrán ser portadoras y enfermar.

Así las cosas, las medidas necesarias para evitar en lo posible los contagios no excluyen a nadie, tal es el caso del uso del cubrebocas, la sana distancia, limpieza, procurar espacios bien ventilados y evitar reuniones innecesarias. Asimismo, es fundamental llevar a cabo la estrategia de contención del coronavirus y la realización de pruebas para su detección en la población.    

Ex rector de la UAQ. 
[email protected]  
[email protected]

Comentarios