Sin sana distancia ni dinero, las compras en el Buen Fin

Las plazas comerciales de Querétaro presentan aglomeraciones y largas filas para aprovechar las ofertas

Sin sana distancia ni dinero, las compras en el Buen Fin
Foto: Demian Chávez
Nuestras Historias 16/11/2020 04:07 Alma Gómez Actualizada 09:12

Querétaro, Qro.

A pesar de la contingencia sanitaria por Covid-19 y la pérdida de empleos provocada por la crisis, cientos de familias se aglomeran en los centros comerciales de Querétaro para aprovechar las ofertas por el Buen Fin, que este año se realiza del 9 al 20 de noviembre.

Plaza Antea es un claro ejemplo de esto, pues a decir de los propios empleados del centro comercial, nunca habían visto tantos clientes desde que comenzó la contingencia sanitaria en México, es decir, aproximadamente en marzo de este año.

“No sé en qué porcentaje vayan aumentando las ventas, pero sí vemos que hay mucha gente en la plaza, sobre todo en los fines de semana, creo que desde que inició todo esto del Covid no veíamos tan lleno el lugar, tal vez por los descuentos del buen fin jalaron a toda la gente”, comenta Maritza, quien trabaja en el área de ropa en una de las tiendas departamentales de este punto.

Desde que uno ingresa a la plaza comercial es evidente el gran número de personas que ya se encuentran en el edificio, pues los cajones de estacionamiento están completamente llenos.

De hecho, en otras circunstancias, los guardias de seguridad piden a las familias que mantengan un espacio de estacionamiento vacío entre cada vehículo, con el fin de guardar la sana distancia y cumplir con las medidas de salubridad sugeridas por las autoridades de gobierno. Sin embargo, en estos días de Buen Fin, dicha medida no se respeta en absoluto; aunque los cajones de estacionamiento prohiban el paso con una equis pintada en el suelo, las familias de igual forma se estacionan en estas zonas.

Una vez que se encuentra lugar en el estacionamiento -lo que emula a buscar una aguja en un pajar-, las personas forman una fila para entrar a las principales tiendas departamentales de la plaza; estas filas se conforman por hasta 20 clientes, pero el tiempo de espera no es muy largo, ya que no se controla el número de personas que ingresan al lugar, sólo se aplica gel antibacterial y se toma la temperatura de los visitantes gracias a un termómetro digital que escanea a todo el que ingresa por la puerta.

Las filas de espera no son propias de las grandes tiendas departamentales; pues son varios los locales que piden a sus clientes esperar afuera a que se desahogue un poco el espacio al interior, esto se observa con mayor frecuencia en las tiendas de celulares y computadoras.

También es común ver por los pasillos a familias completas cargando más de un par de bolsas de papel, lo que significa que han realizado varias compras en una o más tiendas.

También hay lista de espera en los restaurantes y la barra de comida se aprecia llena casi en su totalidad.

Martha López comparte con EL UNIVERSAL Querétaro, que aunque el dinero no les sobra, ella y su esposo siempre aprovechan las ofertas del Buen Fin pues, entre otras cosas, aprovechan los descuentos para comprar juguetes para sus hijos, mismos que deberán entregarse en las próximas fiestas decembrinas.

“Mira, la verdad es que no hay mucho dinero ahorita, la cosa está muy difícil por todo lo de la contingencia; mi esposo y yo trabajamos en una empresa que afortunadamente aún sigue operando, no nos adelantaron nuestro aguinaldo pero hicimos un esfuerzo para hacer algunas compras en este fin de semana que es quincena”, comparte.

“Encontramos descuentos en juguetería y algunas cosas las compramos a meses sin intereses, queremos aprovechar los descuentos con el pago de contado, porque esto de los juguetes es un gasto que de todas formas tenemos que hacer, si no es ahora sería en 20 días más, y si nos podemos ahorrar algo, pues mejor”, comenta la mujer.

Un caso muy distinto es el de Diego Silva Hernandez, quien es soltero y aprovechó las ofertas para actualizar su equipo de trabajo. Él es dueño de su propio estudio fotográfico y aunque el trabajo ha bajado drásticamente, de igual forma aprovechó los descuentos del Buen Fin.

“No es que tenga dinero de sobra pero sí aproveché para comprar algunas cosas para el estudio, un par de adaptadores y una mochila, a mí no me gusta comprar cosas a meses sin intereses, mejor si veo una buena oferta la aprovecho, mis compras fueron de alrededor de 2 mil pesos, en total”, comenta.

Según datos de la Cámara Nacional del Comercio (Canaco) en Querétaro, durante la primerasemana del Buen Fin, el comercio organizado en la ciudad ha mejorado sus ventas entre un 30% y un 50%, dependiendo el giro comercial de cada establecimiento; siendo los artículos electrodomésticos y de vestir, los ramos que más se han vendido.

Este año, el gobierno federal extenderá el Buen Fin durante 12 días para reactivar la economía sin exponer a la población a más contagios de Covid-19.

Tradicionalmente esta temporada de descuentos duraba sólo 4 días, es decir, de viernes a lunes, sin embargo, la edición 2020 del Buen Fin tendrá lugar del 9 al 20 de noviembre.

Este es un evento anual que ofrece descuentos en bienes y servicios a consumidores de todo el país, con la intención de apoyar la economía familiar, fomentar la actividad del mercado interno y fortalecer el comercio formal del país.

Temas Relacionados
Buen Fin

Comentarios