Baño inclusivo. Camino a la reestructura social

Busca la UAQ elevar la cultura incluyente en universitarios; “los sanitarios son el inicio de una gran labor”
Baño inclusivo. Camino a la reestructura social
Foto: Mitzi Olvera
09/10/2019
06:39
Domingo Valdez
-A +A

En la UAQ quedaron atrás los baños exclusivos para hombres o para mujeres. Cada día son más los llamados “baños familiares” o “baños incluyentes”, a los que puede acceder cualquier persona sin importar su género.

Esta acción, todavía pequeña pero cada vez más frecuente, representa un gran avance para los miembros de la comunidad LGBT, pues ya no se tiene las restricciones de género; sin embargo, los sanitarios incluyentes van mucho más allá, pues son espacios adecuados para personas con discapacidad, adultos mayores e incluso niños.

El tema de los baños incluyente o inclusivos ha desatado opiniones encontradas entre los ciudadanos de Querétaro, pues además de algunas plazas comerciales, la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) ya cuenta con este tipo de sanitarios diseñados para cualquier persona.

Los llamados “baños incluyentes de la UAQ” se encuentran ubicados en los edificios de la Facultad de Psicología, en la planta baja del edificio E. Las instalaciones fueron inauguradas por la rectora de la máxima casa de estudios, Teresa García Gasca; el director de la facultad, Rolando Javier Salinas García; alumnos de la universidad y miembros del Espacio Queer, colectivo que trabajó en la elaboración del proyecto.

Rolando Javier Salinas García, director de la Facultad de Psicología, señala que la instalación de los baños incluyentes fue un proyecto 100% universitario, en el que se trabajó durante meses; primero para conseguir el lugar, después para obtener los permisos de rectoría y finalmente para contar con los recursos necesarios.

“El proyecto surge por la problemática de discriminación por los distintos géneros; profesores y alumnos que integran Espacio Queer crean este proyecto de los baños incluyentes. Este espacio respeta las diferencias y no es una zona exclusiva para nadie, sino que incluye a todos, cumple con normas fundamentales como contar con cambiador de bebés y respetar la privacidad personal”.

“Esto es un hecho simbólico y una acción concreta con el que la universidad dice 'yo respeto la diversidad', esperamos marcar tendencia, que otras facultades repliquen el proyecto de baños incluyentes, porque hasta ahora estos son los primeros sanitarios inclusivos en todos los campus de la universidad” señaló el director de la fcultad.

Los baños incluyentes son de nueva creación, es decir, no se trata de la remodelación de antiguos sanitarios, todas las puertas son de techo a piso para brindar mayor privacidad a los usuarios. Se cuenta área de lavamanos, sanitarios, mingitorios, área para limpieza de bebés, y baños adaptados para personas en silla de ruedas o con algún tipo de discapacidad.

Rolando invita tanto a la comunidad estudiantil como a la sociedad en general, a repensar la manera en la que accedemos a este servicio público; explica que los sanitarios incluyentes de la UAQ no se limitan a cuestiones de género, sino al respeto de la privacidad y los derechos humanos de todas las personas.

“No es tampoco un espacio exclusivo para la comunidad LGBT, es para cualquier integrante de la familia. Yo por ejemplo a veces traigo a mi niña y cuando quiere entrar al baño yo no puedo entrar con ella, entonces este espacio está hecho para eso, para que todos podamos hacer uso de él” aseveró, Rolando Javier Salinas.

La inauguración de dicho espacio causó opiniones encontradas en redes sociales; mientras algunas personas ven la apertura de dichos sanitarios como un avance para la comunidad LGBT, algunos otros no están de acuerdo en compartir el espacio con personas de distinto género; el acceso con niños fue uno de los aspectos más mencionados.

“Yo no entraría a un baño con mi niña porque ahí habría también hombres”, “Yo he entrado a baños familiares en las plazas comerciales y es una gran ayuda, pues cuando vas tú sola con tus niños a veces no tienes cómo hacer uso de este servicio”, comentan algunos cibernautas.

Mientras tanto, a Rosa Alba, estudiante de psicología de la UAQ, no le molesta que el espacio sea tanto para hombres como para mujeres.

“En lo personal no me molesta, los baños son muy privados y he visto entrar a personas con muletas o con sillas de ruedas, también uno que otro maestro o maestra que viene con sus niños pequeños, y para no separarse en cada baño aquí pueden entrar juntos; me parece que es un buen espacio del que están disfrutando muchos alumnos y trabajadores de la universidad”, comenta.

En su página de facebook, el Grupo Queer reitera que los espacios incluyentes (no sólo los sanitarios) son una muestra de la reestructura de la sociedad, por lo que es importante contar con más sitios como estos.

“A través de la resignificación de espacios podemos lograr una convivencia más armoniosa y respetuosa, que prevenga cualquier tipo de discriminación. Por eso, cualesquiera que sean las circunstancias de género, orientación sexual, edad o etnia, los baños incluyentes garantizan un espacio que cumple con los objetivos más importantes de nuestra universidad y nuestra facultad”, se lee en un posteo de la comunidad estudiantil.

Comentarios