Claves del caso Ayotzinapa. A seis años, ¿qué ha pasado con la búsqueda de los 43?

A 72 meses del 26 de septiembre de 2014, existe incertidumbre y aún no se responde ¿qué pasó “la noche de Iguala”?, ¿qué sucedió con los normalistas?, ¿por qué los atacó el crimen organizado?
Claves del caso Ayotzinapa. A seis años, ¿qué ha pasado con la búsqueda de los 43?
27/09/2020
11:56
Redacción. Ciudad de México
-A +A

Seis años han transcurrido desde “La noche de Iguala”, hecho marcado por la  desaparición forzada de 43 estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa y aún no hay certeza del móvil del crimen múltiple o el paradero de los jóvenes.
 
A 72 meses del trágico 26 de septiembre de 2014 existe incertidumbre, aún no se responde ¿qué pasó “la noche de Iguala”?, ¿qué sucedió con los normalistas?, ¿por qué los atacó el crimen organizado?, ¿qué papel tuvieron las fuerzas de seguridad estatales y federales?, y ¿qué ha pasado con la búsqueda de los 43?

Las investigaciones han dado un vuelco, “la verdad histórica” dada a conocer durante el mandato de Enrique Peña Nieto se desestimó e incluso funcionarios de alto rango de las instituciones federales de seguridad han sido señalados, implicados, y perseguidos por manipular información, testimonios, sembrar pruebas y torturar a detenidos del caso.

A la fecha lo que se sabe es que destapó una red de colusiones entre autoridades municipales, estatales y federales con el grupo delictivo Guerreros Unidos para atacar y desaparecer a 43 normalistas, de los que únicamente se han encontrado fragmentos óseos de dos: Julio César Mondragón y Christian Rodríguez.

1. ¿Qué pasó en Ayotzinapa?

El 26 de Septiembre de 2014 un grupo de estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinpa se trasladó al municipio de Iguala, su fin era “tomar” varios autobuses para viajar a la Ciudad de México y participar en la manifestación del 2 de Octubre.

Así, los estudiantes tomaron por la fuerza cinco unidades de transporte y emprendieron el regreso a la Normal Rural, a unas cuantas horas de Iguala, en Guerrero. No obstante, una vez repartidos en los autobuses, policías del municipio intentaron detener el paso de algunos de los vehículos “secuestrados”.

En uno de los autobuses viajaba el equipo de futbol de tercera división Los Avispones de Chilpancingo y al suscitarse un enfrentamiento entre mandos policiales y normalistas dos jugadores del equipo murieron al igual que una mujer.

El vehículo donde viajaban los 43 normalistas fue secuestrado por el Cártel Guerreros Unidos y más tarde se encontró el cuerpo desollado de José Luis Mondragón. En los hechos de la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014 murieron seis personas y 17 resultaron heridas.

2. ¿Quiénes eran los 43 estudiantes desaparecidos?

1.-Benjamín Ascencio Bautista
2.-Marcial Pablo Baranda
3.-Israel Caballero Sánchez
4.-Abel García Hernández
5.-Abelardo Vázquez Peritén
6.-Adán Abraján de la Cruz
7.-Alexander Mora Venancio
8.-Antonio Santana Maestro
9.-Carlos Iván Rodríguez Villareal
10.-Carlos Lorenzo Hernández Muñoz
11.-césar Manuel González Hernández
12.-Christián Alfonso Rodríguez Telumbre
13.- Christián Tomás Colón Garnica
14.-Cutberto Ortiz Ramos
15.-Doriam González Parral
16.-Emiliano Alan Gaspar de la Cruz
17.- Everardo Rodríguez Bello
18.-Felipe Arnulfo Rosas
19.-Giovanni Galindo Guerrero
20.-Israel Jacinto Lugardo
21.-Jesús Jovany Rodríguez Tlatempa
22.-Jonás Trujillo González
23.-Jorge Álvarez Nava
24.-Jorge Aníbal Cruz Mendoza
25.-Jorge Antonio Tizapa Legideño
26.-Jorge Luis González Parral
27.- José Ángel Campos Cantor
28.- José Ángel Navarrete González
29.-José Eduardo Bartolo Tlatempa
30.-José Luis Luna Torres
31.-Jhosivani Guerrero de la Cruz
32.- Julio César López Palotzin
33.- Julio César Ramírez Nava
34.-Leonel Castro Abarca
35.-Luis Ángel Abarca Carrillo
36.- Luis Ángel Francisco Arzola
37.-Magadaleno Rubén Lauro Villegas
38.-Marco Antonio Gómez Molina
39.-Martín Getsemany Sánchez García
40.-Mauricio Ortega Valerio
41.-Miguel Ángel Hernández Martínez
42.- Miguel Ángel Mendoza Zacarías
43.- Saúl Bruno García  

3. ¿Quién mató a los 43 normalistas?

Una vez consumados los hechos de “la noche de Iguala”, el alcalde José Luis Abarca declaró ante los medios que no descansaría hasta llevar a prisión a los policías responsables a prisión; al día siguiente edil pidió licencia por 30 días a su cargo una vez que el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Guerrero, le pidiera su versión de los hechos. Abarca huyo junto con su esposa María de los Ángeles Pineda.

En octubre la extinta PGR, dirigida por Jesús Murillo Karam atrae la investigación del caso y unas semanas después capturan al líder de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias y, al poco tiempo, Murillo Karam informa que las investigaciones arrojan que José Luis Abarca y su esposa fueron los autores intelectuales de los sucesos violentos en contra de los normalistas.

A finales de octubre la PGR detiene a cuatro presuntos miembros de Guerreros Unidos, confiesan haber participado en la desaparición y continúan las indagatorias hasta enero de 2015, mes en que el fiscal Murillo Karam da a conocer la versión oficial del caso Ayotzinapa, la llamada “verdad histórica”.

La versión oficial que el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto presentó, señala que un grupo de delincuentes pertenecientes a Guerreros Unidos confundió a los normalistas con miembros del grupo rival: Los Rojos, por lo que asesinaron y quemaron a los estudiantes en el basurero de Cocula y arrojaron los restos y cenizas al Río San Juan.

Esta versión fue aportada por la PGR y la Agencia de Investigación Criminal (AIC), dirigida entonces por Tomás Zerón de Lucio. No obstante, esa versión no fue aceptada por los padres de los 43 normalistas desaparecidos y solicitaron el apoyo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y se crea el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para resolver el caso.

Las indagatorias del GIEI concluyeron que los normalistas no fueron incinerados en el basurero de Cocula ya que se demostró que no existió incendio alguno en el lugar; incluso fueron encontrados restos humanos en el Río San Juan, pero no coincidían con las pruebas genéticas hechas a familiares de los normalistas para identificarlos.

A su vez así como por organismos internacionales que cuestionaron y refutaron las inconsistencias de la narrativa oficial y los métodos, como la tortura, empleados para recabar testimonios.

4. Tomás Zerón y la verdad histórica

El Universal publicó en septiembre del año pasado como Tomás Zeron de Lucio y la AIC se hicieron cargo de la construcción de la verdad oficial del caso Ayotzinapa, pues tras salir a la luz un video en que agentes interrogan y torturan a Patricio Reyes Landa, “El Pato”, se conoció que la verdad histórica se sustenta en los dichos de Reyes Landa , Jonathan Osorio Gómez, El Jona, y Agustín García Reyes, El Chereje, quienes fueron los primeros detenidos.

“Hace dos años me hablaron de que tengo un asunto en Matamoros, en el mismo juzgado donde está el caso Iguala. El actuario me empezó a notificar que los protocolos de Estambul los iba a revisar la Comisión Nacional de los Derechos Humanos [CNDH] y las peticiones que hacía la Comisión Interamericana de Derechos Humanos [CIDH] con relación a varios integrantes de Guerreros Unidos, en específico de El Gil, José Luis Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa”, afirmó.  

5. ¿Qué es el GIEI?

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) surgió en 2014, trabajó alrededor de dos años en nuestro país y estuvo formado por cinco expertos independientes. Su misión fue proporcionar asistencia técnica a las autoridades para dar con el paradero de los 43 normalistas de Ayotzinapa, sin embargo salió del país luego de enfrentar tensiones con las instituciones de seguridad.

El 18 de noviembre de 2014, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) oficializó el acuerdo de asistencia técnica con el Estado mexicano y los representantes de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, mediante el cual se designaría a un grupo interdisciplinario para la búsqueda de los normalistas.

En el trabajo previo a la llegada de los especialistas, el procurador Jesús Murillo Karam informó que existían indicios de que restos localizados en el río San Juan eran de los 43 normalistas; para confirmarlo serían enviados al laboratorio del Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Inns-bruck, Austria. El 6 de diciembre Innsbruck informó que uno de los fragmentos encontrados en el río de San Juan, en Cocula, correspondía a Alexander Mora Venancio, de 19 años.

Con la asignación de un millón de dólares, pagados por el gobierno federal, el 1 de marzo de 2015 arriban a México Carlos Martín Beristain, Ángela Buitrago, Francisco Cox Vial, Claudia Paz y Paz y Alejandro Valencia Villa. Para su segundo mandato, prorrogado en octubre del año pasado, se le otorgarían 250 mil dólares más.

El 6 de septiembre de 2015 cuestionaron “la verdad histórica” dicha por el ex procurador Jesús Murillo Karam en enero del mismo año, al señalar que los normalistas no fueron quemados en el basurero de Cocula.

El Equipo Argentino de Antropología Forense había puesto en duda la versión del funcionario días después de que se dio a conocer.

Ante la versión contradictoria del GIEI y la PGR, el gobierno federal propone un nuevo pertitaje con especialistas en fuego. En noviembre el GIEI pide entrevistar a 26 militares que consideraron clave para el esclarecimiento del caso. Nunca tuvieron el acceso.

En febrero de 2016, los forenses argentinos evidencian severas irregularidades en los procedimientos de la PGR en la investigación y señalaron que no había evidencia de que 43 cuerpos hubieran sido incinerados.

Según su declaración ante el Ministerio Público de la Federación, los normalistas fueron  asesinados y luego calcinados con diesel, llantas y todo lo que encontraron para mantener el fuego en el basurero municipal de Cocula y sus cenizas arrojadas al río San Juan.

Sin embargo, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) concluyó en su investigación, de más de un año, que no se registró ningún incendio en ese lugar en la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014, días en los que se registraron los hechos en Iguala.

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) determinó que  en el tiradero no fueron quemados los estudiantes, según un peritaje suyo, contrario a lo que concluyó la Procuraduría General de la República.

De acuerdo con los testigos, El Pato fue torturado  casi una hora en la habitación de la  SEIDO y tras su interrogatorio, dijo al Gran Diario de México uno de los testigos, “nos dijeron: ‘Muchas gracias’ y nos sacaron”.

Aseguró que estuvieron varios días en la misma habitación con Reyes Landa; sin embargo, no dejaron que tuviera comunicación entre ellos: “Como a los cinco o seis días se lo llevaron”.

“Me consta que en varias oficinas de la SEIDO, en aquel entonces el mismo personal golpeaba gente (...) Creo que también le pidieron ayuda a Salvador Quintanilla, El Pitufo, el testigo protegido estrella de la PGR para construir esa narrativa, porque luego se escapó y ya no supimos nada de él”, aseveró.

El testigo colaborador ofreció su declaración a la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, pero no lo han recibido.

El 28 de febrero inicia el tercer peritaje en la misma zona donde se ubica el río San Juan con los especialistas en fuego. El primero había sido realizado por la PGR y el segundo por el GIEI con resultados contradictorios.

El 1 de abril, un portavoz de los expertos en fuego anunció, en una conferencia convocada por la PGR, que había evidencia suficiente de que en el basurero hubo un incendio de grandes dimensiones y de que “al menos 17 seres humanos adultos”, fueron quemados allí.

El GIEI anunció la ruptura de su trabajo con la Procuraduría y que “no seguirá colaborando en este caso con un proceso que no se ajusta a los acuerdos tomados, a los estándares internacionales y que solo contribuirá a la confusión y el descrédito”.

Los especialistas en Innsbruk entregaron el 8 de abril los resultados de las pruebas realizadas a 53 restos y señalaron que no fue posible obtener identificación de los perfiles genéticos en la totalidad muestras. Desde finales de marzo el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, había anunciado que no se daría prórroga a la estancia del GIEI, que debía concluir su mandato el 30 de abril.  

6. Últimos hallazgos en el caso Ayotzinapa

El pasado 7 de julio, la Fiscalía General de la República (FGR) anunció que fue sido identificado un resto óseo de uno de los estudiantes de Ayotzinapa, identificado como Cristian Alfonso Rodríguez, en un lugar distinto al basurero de Cocula, denominado la Barranca de la Carnicería.

El fiscal, Omar Gómez Trejo, dijo en conferencia de prensa que el 19 de junio de 2020, la Universidad de Innsbruck comunicó que después de realizar los análisis respectivos a las muestras óseas enviadas, logró identificar a Cristian Alfonso Rodríguez de Lumbre, uno de los jóvenes desaparecidos la noche del 26 y 27 de septiembre de 2014.

A más de dos meses de esta localización, la cual, según las autoridades derrumba la “verdad histórica” comunicada por el exprocurador Jesús Murillo Karam, el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, anunció este sábado sobre la detención de 80 presuntos implicados en la desaparición de los normalistas.

Durante un evento en Palacio Nacional, el subsecretario de la Secretaría de Gobernación agregó que entre los detenidos se encuentran integrantes de Guerreros Unidos, policías federales y municipales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, además, anunció que la FGR obtuvo y ejecutará órdenes de aprehensión contra militares presuntamente vinculados con la desaparición de los estudiantes.

Sumado a esto, el fiscal General, Alejandro Gertz Manero, acusó que el exdirector en jefe de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio, robó mil millones de pesos del presupuesto de la entonces PGR, con varios cómplices y la anuencia de sus superiores. Además, se reveló la detención de Blanca Alicia "N", ministerio público, acusada de tortura y desaparición forzada, entre otros delitos, como el presunto encubrimiento de Tomás Zerón.

Por otra parte, en el evento donde estuvieron presentes lo padres de los estudiantes desaparecidos, Alejandro Encinas agregó que hasta ahora se han llevado a cabo 30 acciones de búsqueda en 217 puntos de interés en seis municipios del estado de Guerrero; estas actividades han sido encabezadas por la unidad especial para el caso de la Fiscalía General de la República, pero también han participado otras instituciones.

De estas 30 acciones, en 25 no ha habido resultados positivos y en el resto sí se han registrado hallazgos.

Entre estos, Encinas destacó la exhumación de seis cuerpos en Cocula, y en la Barranca del Tigre, en Iguala, se localizaron fosas con 21 cuerpos, de los cuales se identificaron a seis personas distintas de los normalistas desaparecidos.

7. ¿Dónde está ubicada la Normal Isidro Burgos?

Ubicada sobre el kilómetro 13 de la carretera Chilpancingo-Chilapa, en Ayotzinapa de Tixtla, Guerrero, la escuela fue fundada en 1926 por el profesor Raúl Isidro Burgos, quien da nombre a la institución.

La Normal Rural de Ayotzinapa se dedica a la formación varonil encaminada a las licenciaturas de Educación Primaria, Primaria con Enfoque Intercultural Bilingüe y Educación Física.

Su misión, según la página web de la institución es: “Formar licenciados capaces de enfrentar los retos que representa una educación de calidad para todos los mexicanos, contribuyendo al desarrollo integral del futuro docente, para que ejerza plenamente sus capacidades humanas y profesionales en la educación a través de la participación de todos los actores de manera ética y responsable”.  

Comentarios