Ya decidieron, el INE sera el culpable del fracaso | Querétaro

Ya decidieron, el INE sera el culpable del fracaso

Guillermo Tamborrel

Ante el temor del fracaso —muy probable— de la Consulta de Revocación de Mandato el Sr. Presidente y su partido Morena, maquiavélicamente y desde el año pasado decidieron que el INE sería el culpable y no ellos.

Es importante tener presente que el que gane la respuesta: “Que siga en la Presidencia de la República” —diversos análisis indican que así será y además de manera contundente— no necesariamente conlleva una victoria para el Sr. Presidente López Obrador. El éxito o fracaso será consecuencia del nivel de votación. En 2018 el Presidente obtuvo 30 millones de votos, en el 2021 todos sus candidatas y candidatos a diputados federales obtuvieron sobre 24.5 millones de votos, por tanto obtener una cantidad menor a esta última cifra significará que el apoyo al Presidente y su partido va en declive. El reto no es sencillo y es por ello que era necesario determinar a quién harían culpable y desde luego implementar un plan para cargarle la responsabilidad (ello incluye también cargarle “el costo político” de tirar a la basura 1,692 millones de pesos en una consulta absurda que en realidad obedece más a un capricho presidencial).

El plan para cargarle la responsabilidad al INE contempla básicamente dos líneas de ataque:

La primera fue atarlo de manos y para ello la mayoría morenista en Cámara de Diputados y sin revisar las necesidades del INE le recortó drásticamente el presupuesto 2022. Posteriormente la SHCP —léase el Sr. Presidente— se negó a apoyarlo. Dicho recorte obligó al Instituto a implementar la consulta de revocación de mandato no con los 3,800 millones de pesos que estimó necesitaría sino con solo 1,692 millones. Dicha reducción de presupuesto implica principalmente dos cosas: 1.- En lugar de instalar las 156,808 casillas que se instalaron en 2018 solo se instalaran 57,000 2.- Que la promoción “oficial” de la consulta se vea reducida. Con ello —asumen— el INE no estará a la altura esperada y por lo tanto podrá ser señalado como el culpable de la baja participación —léase baja votación—.  
La segunda línea de ataque, y que sigue operando, se refiere al despliegue de una campaña de desprestigio para con el INE y particularmente hacia los consejeros electorales que respetando la autonomía del Instituto no se han plegado a la voluntad  presidencial.

La segunda etapa del plan y que concretamente consiste en la justificación del bajo nivel de votación ya inició. El pasado jueves el Sr. Presidente se quejo de que el INE solo instalará 57 mil casillas lo que califico como una violación a la Constitución y una afrenta a la democracia. Inclusive señalo que “va a haber municipios en donde no van a instalar una casilla”.

En suma, el Sr. Presidente decidió que el INE será el culpable del fracaso que le traerá la consulta sobre la revocación del mandato y no sus errores y falta de resultados.

Fuente de los Deseos: Ojalá todas y todos nos demos cuenta de la maniobra y defendamos al INE. 

Comisionado del Cenca

Comentarios