Subsecretario lleva a directivo de su empresa a SCT

10/09/2020
08:53
-A +A

Las sospechas de corrupción y tráfico de influencias en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) del gobierno de la Cuarta Transformación se superan unas a otras, principalmente en la Subsecretaría de Infraestructura a cargo de Cedric Escalante Sauri, como se ha reportado en este espacio.

La semana pasada informamos que el subsecretario tiene tratos e influencia en todos los centros estatales de la SCT donde se despachan contratos de obra pública a un selecto grupo de empresas.

Otro personaje del que no se había hablado, pero que acompaña a Escalante Sauri desde hace muchos años en sus negocios es Francisco Raúl Chavoya Cárdenas, actual director general de Carreteras en la SCT.

Desde ese puesto, Chavoya Cárdenas cuenta con todo el respaldo de su jefe y amigo a la hora de recomendar a empresas ‘amigas’ para convertirlas en las elegidas para desarrollar diversas obras, de acuerdo con una decena de contratistas y funcionarios en activo de la dependencia.

El director de Carreteras pasó 11 años como gerente general en Consultores y Constructores Escalante S.A. de C.V., del ahora subsecretario Escalante, firma que ganó por lo menos 436 millones de pesos vía contratos con la SCT durante los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Chavoya Cárdenas se desempeñó como jefe de la Unidad General de Servicios Técnicos en el Centro SCT Guerrero de 1983 a 1992, y como coordinador en la Dirección General de Carreteras de 2002 a 2007.

En junio de 2007 dejó el sector público para asumir la gerencia general en la compañía de Escalante Sauri, mediante la cual obtuvieron cerca de 30 contratos públicos. Renunció en noviembre de 2018 para integrarse al gobierno de la Cuarta Transformación.

Al igual que Cédric Escalante y el flamante titular de la SCT, Jorge Arganis, son viejos conocidos del sector de infraestructura, tanto en la parte privada como en la función pública.

Cedric Escalante ingresó a la administración pública en 1983 en el sexenio de Miguel de la Madrid, cuando asumió la dirección del Centro SCT Tabasco, el mismo año en el que Andrés Manuel López Obrador fue nombrado presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional en dicha entidad.

Durante sus 24 años al interior de la dependencia, el actual subsecretario de Infraestructura conoció las operaciones de las áreas técnicas, de supervisión y de adquisiciones, con lo que pudo comenzar con el “pie derecho” su carrera como empresario, pues a pesar de que la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas establecía que debía pasar un año antes de trabajar en una empresa relacionada con su cargo anterior, constituyó la compañía 49 días antes de abandonar las filas de la SCT, en febrero de 2007.

En octubre de ese mismo año, Consultores y Constructores Escalante S.A. de C.V había obtenido el primero de sus convenios con la Dirección General de Conservación de Carreteras de la SCT por 704 mil pesos.

El actual subsecretario de Infraestructura ha sido denunciado por el diputado potosino Ricardo del Sol, quien lo acusa de poseer una red de testaferros y prestanombres que realizan simulaciones en la asignación de contratos.

Unos de estos tienen que ver con su amigo Marcos Salas, un expanista expulsado de las filas de la CMIC y quien está al frente de la confederación veracruzana.

Las obras en Veracruz que la subsecretaría a cargo de Cédric Escalante ha concedido al Grupo Constructor Empresarial Taurus, cuyo apoderado legal es Marcos Salas, sumaron más de 20 millones de pesos en 2018. El 21 de mayo pasado se vio beneficiado por la adjudicación de un proyecto para reconstrucción y obras en el camino Almolonga–Tepetates–Tepetlán, con un valor de 12 millones 620 mil pesos.

Comentarios