Soluciones contra el analfabetismo financiero

Lucía Quiroga

No sólo el Día de Muertos y la pandemia que atravesamos es de terror, algo que también es para asustar, es la situación en el mundo en el tema de educación financiera.  

Tan sólo hay que revisar algunas cifras: más de  60% de la población mundial se considera analfabeta financiera, cerca de 70% de las familias están sobre endeudadas en América Latina, y 60% de los jóvenes entre los 17 y 29 años ya tienen deudas en el sistema financiero en esta misma región. 

Pero empecemos por definir qué es el alfabetismo financiero: es la combinación de la concientización, conocimientos, habilidades y comportamientos necesarios para tomar decisiones financieras sólidas y eventualmente lograr el bienestar financiero individual. 

Sin embargo, si una persona carece justo de los elementos que le permiten tomar decisiones certeras acerca de su dinero, no será capaz de cumplir con sus obligaciones financieras, ni tendrá seguridad sobre su futuro económico, y estaremos hablando entonces de analfabetismo al respecto del manejo de sus finanzas. 

Por ello, resulta de vital importancia que se tomen acciones para seguir impulsando la educación financiera. 

Y esa precisamente es la apuesta de algunas empresas, como Alfi, una Fintech peruana que inicia operaciones en 2019, y se enfoca en aumentar el nivel de la cultura financiera, a través del juego. De esta forma, a través de su plataforma web y App gratuitamente las personas pueden aprender de finanzas en un entorno gamificado. 

“Creamos la metodología perfecta de aprendizaje utilizando los productos financieros como base del juego, mediante inteligencia artificial perfilamos al usuario según sus gustos, preferencias y nivel de aprendizaje. De esta manera, las personas aprenden de una manera rápida, simple y divertida a tomar decisiones financieras", señala Víctor Morales, CEO y fundador de la empresa cuyo propósito es ambicioso:  erradicar el “analfabetismo financiero” en la región. 

Andrea Segura, Country Manager México de Alfi, platica que esta Fintech se diferencia de otras soluciones de educación financiera porque hacen énfasis en alfabetizar: “hemos visto que no le puedes vender libros a gente que no sabe leer”. 

México es el quinto país más desigual del mundo, y una forma directa de reducir este indicador es la educación.  
“Menos de la mitad de la población comprende los términos tasa de interés, riesgo, o rentabilidad, y no es capaz de realizar cálculos básicos con respecto a estos ítems, es por eso que los esfuerzos se concentran primero en el precepto de alfabetización financiera”. 

Y es que en efecto, si las personas no conocen los conceptos básicos de las finanzas, no pueden aprovechar a su favor los instrumentos financieros y esto conlleva que las personas se sobreendeuden, tengan morosidad, y un mal manejo de sus finanzas personales. 

La audiencia de Alfi en el país se enfoca a millennials con edades entre los 24 y 35 años, aunque pretenden llegar a un público más grueso de usuarios. 

El alcance esperado es cerrar con 100 mil usuarios en México en  2020, y esperan alcanzar el millón de personas en  2021. Tal es el efecto, que hace unos días cerraron un convenio con Consar para crear dentro de la app un mundo exclusivo de ahorro para el retiro en su plataforma, donde los jóvenes podrán conocer más del SAR y los beneficios de tener una cuenta Afore, como instrumento de ahorro e inversión para el retiro o para el logro de metas a mediano o largo plazo. 

Esta alianza sienta un importante precedente en América Latina como modelo de un proyecto emprendedor entre una startup y el gobierno.  Sin duda, en un entorno en donde los juegos están en apogeo, y donde la coyuntura impulsa a las personas a buscar canales digitales y entretenimiento, Alfi se coloca como una alternativa atractiva que además promueve la educación financiera; siempre he considerado que incrementar nuestro conocimiento en estos temas nos lleva a tener una mejor calidad de vida y como país, nos ayuda a crecer. Aprender jugando, ¿qué maravilla, no? 

Comentarios