Sismos y seguros paramétricos

Lucía Quiroga

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), en nuestro país sólo 26.5% de las casas cuentan con un seguro de vivienda, de los cuales sólo 6.5% corresponde a seguros voluntarios y 20% están ligados a un crédito hipotecario. 

El porcentaje de inmuebles asegurados es inaudito si consideramos que vivimos en un país propenso a sufrir desastres naturales como huracanes y los sismos. Para darnos una idea del nivel de riesgo al que estamos expuestos, ocupamos el lugar 23 de los países con mayor exposición a este tipo de fenómenos. 

Pero además, hemos sido testigos de cómo los terremotos como los ocurridos en 1985, y más recientemente en septiembre de 2017, dejaron cerca de 250 mil mexicanos sin hogar mientras que más de 130 mil viviendas tuvieron daños severos. De acuerdo con AMIS, las pérdidas económicas por los sismos de 2017, ascendieron a 61 mil millones de pesos, pero sólo 32 mil millones estaban asegurados.  

Esto demuestra cómo un temblor puede marcar la vida de las personas, al poner en riesgo su patrimonio de no contar con los recursos financieros para responder a una emergencia de este tipo. 

Para hacer frente a un evento de esta naturaleza, una opción que puede ser de gran utilidad es el llamado seguro paramétrico. Pero, ¿qué es esto? es un seguro que paga una cantidad fija dependiendo de ciertos parámetros. Si bien son una tecnología desarrollada hace un par de décadas y utilizada principalmente por Gobiernos y ONGs alrededor del mundo, para muchos especialistas son los “seguros del futuro”.  

Súper.mx es una Insurtech de seguros paramétricos que trae dicha innovacón al país con el primer Seguro de Temblor en México, y aunque momentáneamente la cobertura es únicamente para la Ciudad de México, en cuestión de meses se extenderá a nivel nacional. 

Entre las grandes ventajas que tienen estas pólizas está que permiten determinar pagos en muy poco tiempo y a gran escala para rehabilitar lo más rápido posible a los asegurados.  

“Por su naturaleza, estas pólizas se pueden pagar muy rápido, no tiene deducibles, ni coaseguros, simplemente recibes una cantidad de dinero, que te puede ayudar a cubrir gastos que puedas tener por esa situación”, señala Sebastián Villarreal, CEO de Súper.mx. 

Los seguros paramétricos descansan en información pública y en modelos o algoritmos que se construyen utilizando la mejor ciencia disponible (ingeniería sísmica, geología, urbanismo), y pueden ofrecerse en gran escala por usar “Big Data” y tecnología móvil. 

“Buscamos que los mexicanos tengan la opción de tener un seguro que sea fácil de contratar, desde su teléfono celular, en cualquier momento del día, sabiendo cuánto le pagan y cuándo", advirtió el también cofundador de esta compañía 100% digital.

Esta cobertura se puede comprar de manera independiente para quienes van a adquirir por primera vez una protección de este tipo, o como complemento de una póliza tradicional. Su precio promedio es de entre 3 mil y 4 mil pesos al año. 

Si una persona renta, con esto pueden estar protegidas sus pertenencias, o tener recursos si la desalojan. O en el caso de una Pyme, lo puede usar para cubrirse contra interrupción de negocios, recordemos que hubo muchas historias donde a negocios no les pasó nada, pero les cerraron la calle y no pudieron vender. 

 “Pensamos que estos seguros sencillos son la clave para incrementar el nivel de aseguramiento en el país. Ayudar a las personas a tener un poco más de protección es una misión que nos tomamos muy en serio”. 

Sin duda, las personas necesitamos tener estrategias de prevención, pero también requerimos de productos adecuados, que cubran nuestras necesidades, y que sean sencillos, simples, fáciles de entender, comprar y usar. 

 

[email protected]
@Finanzasentacon 

Comentarios