Privatización del agua en Querétaro: los panistas y su agenda oculta | Querétaro

Privatización del agua en Querétaro: los panistas y su agenda oculta

Ángel Balderas

El pasado 19 de mayo, el congreso local aprobó una iniciativa de ley, impulsada por el PAN, con el fin de legalizar la privatización del agua en nuestro estado. No hay media tintas, concesionar a particulares durante 20 años, con posibilidad de renovación por el mismo período, es privatizar. Con esta ley el PAN legaliza toda una serie de concesiones ilegales que se han venido dando en nuestro estado desde hace décadas, con el fin de apropiarse de un bien nacional, íntimamente ligado al derecho humano de acceso al agua.

La propuesta fue aprobada por 14 diputados panistas y por 2 diputados del partido, apéndice del PAN, y ahora ya inexistente de “Querétaro Independiente” (el que perdió su registro, por falta de votos, en el pasado proceso electoral de 2021). Es la segunda vez que los panistas se quitan la máscara aprobando medidas totalmente impopulares e injustificables. Primero fue el reemplacamiento obligatorio más caro del país, en una medida cómplice entre el ejecutivo y el legislativo y ahora la privatización del agua.

Ninguna de las medidas anteriores fue señalada como propuesta en su campaña electoral de 2021. Es decir, ambas medidas forman parte de la agenda oculta panista para el estado de Querétaro.

Como es clásico con los panistas, la iniciativa de ley, que legaliza la privatización del agua, se manejó en lo oscurito, fast-track, fuera del escrutinio de la ciudadanía, dando muy poco tiempo para que diputados opositores a la medida pudieran conocer a fondo la propuesta. A diferencia de lo que pasó a nivel federal con la reforma eléctrica, a la que se le dio amplia difusión para que tanto la ciudadanía como actores involucrados conocieran y discutieran sobre la iniciativa, en Querétaro los panistas se negaron a un parlamento abierto para discutir ampliamente su propuesta por parte de especialistas y de los directamente involucrados. Los diputados panistas le tienen miedo al debate y cerraron todos los espacios de discusión.

En esencia, lo hicieron en lo oscurito, al igual que con el reemplacamiento, porque saben perfectamente que están actuando en contra de la ciudadanía, saben perfectamente que están traicionando a sus electores, pues no es creíble que todas y todos los que votaron por el PAN estén de plácemes porque ahora sean privados los que asuman el control de tan vital líquido. 

Presidente del Consejo Estatal de Morena

Comentarios