Los retos en las elecciones de 2021

María Alemán Muñoz-Castillo

Las elecciones de este año serán muy diferentes a lo que estamos acostumbrados. El Covid-19 nos ha hecho modificar nuestra forma de socializar, de trabajar, de llegar a la gente, de cuidarnos y de cuidar a los demás. Preservar la salud se ha convertido en el derecho más preciado y más buscado. Las plataformas digitales serán los personajes principales en estas contiendas. Si bien el objetivo de todas y todos los aspirantes es poder llegar a la gente, tanto en precampañas como en campañas, ahora se tendrán que establecer nuevas medidas y estrategias para no arriesgar a nadie pero sí dándose a conocer y presentando sus propuestas.

Las redes sociales son una herramienta fundamental para lograr avanzar y abrir diálogos con la gente de manera casi tan personal como si estuviéramos físicamente juntos, si bien los cambios se han tenido que hacer por la misma inercia de la pandemia, muchas personas que no estaban asociadas con las plataformas en internet ahora hacen un uso apropiado de estas para poder comunicarse con sus seres queridos, compañeros de trabajo, médicos, etc. 

Con esta primicia, es importante que los que buscamos un cargo popular nos demos a la tarea de innovar,  informar,  buscar todas las formas para que nuestro mensaje llegue a la gente sin tener que arriesgar la salud, ese es el verdadero reto. 

No hay nada más preciado que la vida y la salud de la gente. No es ganar a costa de la salud de las personas, es caminar juntas y juntos de la mano hacia un mismo rumbo. 

Al regresar al semáforo en rojo en Querétaro, decidí transferir todas mis actividades de precampaña a una estrategia digital, esta decisión aunque fue triste aceptarla porque tienes que renunciar a estar en contacto con la gente o poderla escuchar de viva voz fue determinante, simplemente porque se trata de la salud de la gente. 

La mayoría de nosotras y nosotros tenemos un conocido o un familiar que está viviendo una situación lamentable por el Covid-19 y ahora es momento de sumarnos para buscar frenar la cadena de contagios, lo político es importante pero nada más importante y primordial que la salud y la vida.

Así que, si bien las elecciones de este año serán un reto por el escenario que nos ha impuesto el Covid-19, nada nos frenará a quienes estamos decididos a trabajar por el bien de la gente, por regresarle el color, en mi caso, a la ciudad de Querétaro. Estoy convencida que las adversidades hacen una gran oportunidad para que la gente se ponga de pie, unida, hacia un mismo camino para recuperarse y estar bien. 

Ahora más que nunca las candidatas y los candidatos no sólo tenemos el reto de las elecciones sin arriesgar a la gente, también tenemos el compromiso de dar resultados a corto plazo, considerando todo lo que hemos perdido, en el caso de la ciudad, con los malos gobiernos y con la pandemia, la parálisis económica que de por sí ya estaba, ahora se ha fortalecido más y tras ella la inseguridad, el desempleo, el color gris. Es tiempo de cuidarnos y de caminar juntos, retomando el rumbo de manera rápida y haciendo bien las cosas, porque siempre después de un largo invierno viene la primavera y hay que estar listos para ese reinicio.

Comentarios