Los 1,600 niños muertos de López Obrador

Carlos Loret de Mola

El desabasto de medicamentos para el cáncer ha matado a mil 600 niñosque no hubieran fallecido de haber tenido sus medicinas. El desabasto tiene un solo responsable: el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Mil 600 niños muertos en dos años y medio de gobierno. Ese es el dato que contabilizan padres de familia que han impulsado un movimiento de protesta para presionar a las autoridades e intentar conseguir los tratamientos para sus hijos.

La cifra se vuelve aún más indignante cuando desde el poder, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, ha hecho todo por estigmatizar a los papás que sencillamente reclaman medicinas para sus hijos. Desde tildarlos de “presuntos padres de familia” hasta ubicarlos como parte de un complot internacional interesado en dar un supuesto golpe de Estado contra López Obrador.

El gobierno ha acusado que se quiere “lucrar políticamente” con la tragedia de tantos niños muertos por el desabasto de medicamentos para el cáncer. Menuda acusación, proviniendo de un movimiento político que, si a esas métricas vamos, lleva 12 años “lucrando políticamente” con la muerte de 49 niños de la guardería ABC de Sonora. Aquella negligencia mató a 49. Esta lleva mil 600, y contando.

Las muertes son producto de la ineptitud del gobierno y el berrinche del presidente AMLO que, en un arranque para demostrar su gran poder, mandó cerrar la única planta que producía en México esos medicamentos (la de la farmacéutica Pisa) sin asegurar dónde los iba a comprar ahora. El gobierno primero la cerró, y cuando vio el problema, pidió abrirla clandestinamente. Pisa lo mandó a volar. El presidente dijo que no le iba a comprar más medicinas porque era una empresa corrupta, pero se las terminó comprando. Amenazó con conseguir las sales (materia prima de medicamentos) en los mercados internacionales y cuando no las consiguió, pidió a la ONU que comprara las medicinas… ¿qué hizo la ONU? Comprárselas a Pisa. Se empezaron a entender Pisa-Gobierno-ONU y apenas hace un par de días llegó otra vez la orden desde Palacio Nacional: rompan con Pisa.

En dos años y medio de un gobierno dando tumbos, el sufrimiento para los niños con cáncer y sus papás sólo crece y la administración federal no ha resuelto ninguno de los problemas: ni el de corrupción ni el de escasez de medicamentos.

¿De qué tamaño es el desabasto? El Insabi sólo ha mandado el 2% de los medicamentos y material de curación que solicitaron los gobiernos de los estados en la compra consolidada que les ofreció el gobierno federal.

SACIAMORBOS.— Cuentan que el gobernador Javier Corral alista su renuncia al Partido Acción Nacional y se apresta para sumarse a Movimiento Ciudadano. No sería el único mandatario que tome esa ruta.

[email protected]

Comentarios