Importancia ambiental de Peña Colorada | Querétaro

Importancia ambiental de Peña Colorada

José Alfredo Zepeda Garrido

Será de gran beneficio para Querétaro y para el país, alcanzar el decreto de Peña Colorada como área natural protegida; la protección de Peña Colorada la han buscado las dos administraciones estatales pasadas y ahora el reto lo tiene la que encabeza nuestro actual gobernador, Mauricio Kuri González, quien al inicio de su campaña por la gubernatura, en su primera presentación oficial en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), aseguró que, de ser necesario, expropiará tierras ejidales en Peña Colorada para garantizar su proclamación como Área Natural Protegida. Esto, durante el primer debate efectuado por el Instituto Electoral del Estado de Querétaro y la UAQ. Mauricio Kuri, como candidato a la gubernatura, aseveró que a fin de lograr el decreto de área natural protegida de Peña Colorada, buscaría acordar con los ejidatarios e indemnizarlos.

A ciencia cierta, desconozco el avance logrado hasta ahora en el proceso para la culminación del decreto, pero sí recuerdo claramente el avance que tenía la gestión en el tiempo en que participé como universitario queretano y Procurador Estatal de Protección al Medio Ambiente Urbano (2012-2015). 

Los estudios necesarios estaban concluidos en el 2014, fruto de años de esfuerzo realizado por personal calificado de la SEDESU del Gobierno del Estado de Querétaro, así como de estudiantes y profesores del Alma Mater que llevaron a cabo trabajo de campo e investigación en Peña Clorada; algunos de los estudios que se realizaron fueron apoyados a través de convenios entre la SEDESU y la UAQ. También contribuyó la sociedad civil organizada, así como las agrupaciones ambientalistas; la coordinación general de los estudios y actividades se efectuó entre la SEMARNAT, la SEDESU, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y la UAQ.

Entre otras cosas, ya se trabajaba en acordar lo pertinente con los propietarios de los 67 predios particulares (1,369 hectáreas), se aclaró que los particulares, poseedores y ejidatarios, conservarían su tenencia, no se tenía considerada ninguna expropiación. En la superficie del polígono se tienen 293 parcelas ejidales y derechos de paso (659 hectáreas) y 9 zonas ejidales de tierras de uso común (2,932 hectáreas), haciendo un total de casi 5000 hectáreas.

Las Áreas Naturales Protegidas coadyuvan a la captura de carbono y permiten conservar los sumideros de carbono, asimismo brindan un servicio con relación al agua, favoreciendo su infiltración al subsuelo y mitigando los escurrimientos que provocan inundaciones, desempeñando así una función de protección para la población circundante y para la infraestructura urbana, además de preservar el suelo. Tan solo en Peña Colorada, en la poligonal considerada, la lluvia que se acumula en un año es del orden 27 millones de metros cúbicos (Mm3) y la infiltración posible al subsuelo se estima en cerca de 3.6 Mm3.

Un medio ambiente sano se debe ver como una oportunidad para generar empleo, valor agregado y en consecuencia desarrollo económico y combate a la pobreza. La deforestación, la pérdida de suelos y de la biodiversidad reducen las posibilidades para que los más pobres se provean de sustento.   

 

Ex rector de la UAQ. 
[email protected] 
[email protected]

Comentarios