“El que paga para llegar, llega para robar” | Querétaro

“El que paga para llegar, llega para robar”

Guillermo Tamborrel

“El que paga para llegar, llega para robar” es una de las afirmaciones que Morena, el partido político del presidente López Obrador, y con un gran cinismo publicó en su cuenta de Twitter el pasado domingo.

Frase con la que concuerdo y cuya validez ha sido demostrada una y otra vez, ya que desde hace décadas hemos visto cómo candidatas y candidatos, ante la falta de propuestas viables y la incapacidad de acreditar trayectorias al servicio de los demás o de generar confianza en el electorado, recurren al acarreo y compra de votos (también  hemos visto cómo se roban y adulteran las urnas o cómo las destruyen) todo con el fin de ganar una elección que de manera limpia no lograrían. Acciones antidemocráticas que sin duda requieren de grandes cantidades de dinero, dinero que es proporcionado por “patrocinadores” a cambió de “favores” que serán cobrados más adelante cuando el candidato ya esté en el cargo, actos que sin duda implicarán actos de corrupción. No lo olvidemos: El que paga para llegar, llega para robar.

Es muy importante tener presente que Morena celebró el pasado fin de semana la elección, supuestamente de manera democrática, de sus “coordinadores distritales”, 5 mujeres y 5 hombres en los 300 distritos electorales en los que está dividido el país. Dichas coordinadoras y coordinadores también fungirán como “congresistas estatales, consejeras y consejeros estatales, y congresistas nacionales”.

Y lo que también es importante de no olvidar es que la elección se celebró plagada de irregularidades, el acarreo, la compra de votos, el robo y destrucción de urnas, las riñas entre seguidores de las y los contendientes a coordinadoras y coordinadores fueron el común denominador. Las acusaciones sustentadas en pruebas claras y contundentes de dichas acciones —como el acarreo y la compra de votos— fueron hechas públicas por las y los aspirantes a las coordinaciones distritales. Insisto, no fueron los neoliberales ni los “fifís”, fueron las y los morenistas quienes se denunciaron entre si.

El hecho es que prácticamente todas las y los aspirantes a coordinadores distritales de Morena pagaron para llegar. Por tanto ya sabemos que debemos esperar si es que algún día llegan a ejercer algún cargo gubernamental. Y que conste que no nada más lo digo yo, lo dicen ellas y ellos.

Fuente de los Deseos: Ojalá todas y todos coincidamos en la aseveración: “El que paga para llegar, llega para robar” y ojalá todos repudiemos a las y los candidatos, de cualquier partido, que explotando las necesidades de las y los electores, compren o pretendan comprar un solo voto. Esa compra o intención, me parece, es razón suficiente para no votar por esa o ese candidato. 

Exsenador

Comentarios