El espejo de la historia | Querétaro

El espejo de la historia

Gerardo Proal de la Isla

Los seres humanos inventamos la historia con la imperiosa necesidad de registrar el testimonio de los acontecimientos dignos de recordarse para bien y para mal, de tal suerte que pudiera forjarse una memoria colectiva sobre la evolución de la humanidad desde sus orígenes. 

Muchas son las expresiones a través de las artes para ir plasmando un presente que por el inexorable paso del tiempo se convierte inevitablemente en un pasado y queda ahí, para que en la línea de la vida, las generaciones posteriores puedan enterarse de lo que sucedió antes que nacieran o que en vida tuvieran uso de razón. 

Esencialmente las bellas artes han sido la manera de registrar antiguamente, la historia de la humanidad, pero también a través de otras profesiones y oficios como la investigación, el periodismo, la radio, la televisión y la fotografía establecieron nuevas formas en el siglo pasado y, hoy día, el internet, las redes sociales, la tecnología y más, han sacudido de forma impresionante lo que a diario sucede en este planeta que es observado inclusive desde tantos satélites en el espacio.

Suena impresionante conocer y comprender la velocidad y el alcance del registro y la evolución de la historia de la humanidad. Pero por otro lado, resulta incomprensible que junto con esa evolución, no logremos aprender de la misma y de las generaciones que nos antecedieron para escribirla. Así, una y otra vez cometemos los mismos errores que han costado innumerables vidas y han trastocado otras tantas. Como en esta imagen del ave —un zanco de cuello negro—, nos reflejamos en espejo de nuestra historia y nos afanamos también, de reflejar simbolizados en el viejo neumático, los daños que hemos hecho a nuestro entorno, como ocurre de nuevo con la guerra que nos tiene en zozobra, en el mundo y en este Querétaro nuevo que deseamos conservar.

@GerardoProal

Comentarios