¿Cuál será el futuro de los emplumados? | Querétaro

¿Cuál será el futuro de los emplumados?

Enrique Guerrero

Lo mejor será es-perar a que hoy se decida la suer-te de los Gallos

Como hoy habrá junta de los dueños del balón en las oficinas de la Femexfut, es probable que se defina o se prorrogue el futuro de Gallos Blancos en esta plaza.

Todo en torno a saber quién o quiénes serán los nuevos dueños de la franquicia, que obviamente debe ser gente con gran poder económico para sostener a un club castigado un año por los vergonzosos hechos del pasado 5M y que, desde luego, no tendrá ingreso alguno sino sólo gastos y más gastos.

Quien compre a Gallos es porque ya hizo cuentas y porque seguramente, con visión empresarial para resolver desastres económicos, ya tiene diseñada una estrategia financiera para no sufrir un daño que no se pueda resarcir.

Los tiradores siguen acumulándose y además del empresario  Francisco Orozco, figura Manuel Arroyo, dueño de Fox Sports y quien posee derechos de transmisión de Gallos en sus juegos de local, además  es propietario del periódico El Financiero y otras empresas muy solventes y,  según se dice, pesa en la Femexfut.

De ello ya ha dado cuenta la prensa local que a su vez nombra a Marcos Fastlich, quien ya  tuvo un alto cargo directivo en el Veracruz y tiene una relación familiar con Emilio Azcárraga; otro de los destapados es un magnate de la NBA, que también se muestra interesado en adquirir a Gallos. 

Todo ello hay que tomarlo con las reservas del caso, pues del plato a la boca, se cae la sopa.

Y pues lo mejor será esperar a que hoy se decida la suerte de los emplumados, si tendrán nuevos dueños, si seguirán en esta plaza, o habrá que pedir más tiempo para que surja un valiente que los compre y los sostenga en esta entidad, tal y como lo quiere asentar en una de sus cláusulas de compra venta del Grupo Caliente, que por cierto si hoy no hay un acuerdo  autorizado por los dueños de los equipos y la Federación, la familia Hank Inzunza seguirá al frente del club tal vez por medio año más.

Comentarios