Conacyt vs. México | Querétaro

Conacyt vs. México

Guillermo Tamborrel

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) se supone tiene la misión de promover el avance de la investigación científica nacional y con ella promover el desarrollo y la modernización tecnológica del país.  
Para alcanzar dicha misión se requiere cumplir con una serie de requisitos, entre ellos: Gozar de los recursos económicos necesarios durante el tiempo que la investigación científica lo requiera. También, y como requisito indispensable, se necesita que las y los investigadores tengan la libertad para decidir qué y cómo van a investigar, esto sin imposiciones de ideologías político-partidistas.  Es decir, para que las investigaciones científicas realmente sean científicas y resulten útiles para la sociedad deben ser desarrolladas objetivamente y sustentadas en criterios científicos y no bajo una ideología político-partidista.

Desgraciadamente hoy en México las cosas no son así. Traicionando la esencia de la investigación científica e ignorando los aspectos más elementales del desarrollo y modernización tecnológica, el Conacyt, a cargo de la Dra. Ma Elena Álvarez Buylla se ha contaminado de la doctrina política-partidista impulsada por el Sr. Presidente y su Cuarta Transformación.

Primero restringieron irresponsablemente los presupuestos de los diversos centros de investigación (hubo algunos que no tuvieron ni siquiera para pagar el servicio eléctrico o el de la vigilancia, ya no digamos para adquirir los materiales y servicios especializados para realizar las investigaciones). Después fomentó la eliminación de los fideicomisos establecidos para darle seguridad y continuidad a las investigaciones con una duración multianual.

Posteriormente presentó una denuncia por delincuencia organizada a aquellos científicos investigadores que no se plegaron a sus caprichos e intimidando a los demás. Finalmente pretende violentar la gobernabilidad de los 26 centros de investigación que conforman la red de Conacyt para entonces manipularlos a su antojo.  El ejemplo más notorio de esto último lo tenemos en el ataque al CIDE, centro al que quiere someter imponiendo por encima de los estatutos a un director palero (Dr. Romero Tellaeche) y quien es claramente rechazado por la comunidad de investigadores docentes así como por sus alumnos.

Fuente de los Deseos: Ojalá que todos, sociedad y gobierno, reconozcamos que para que México alcance el desarrollo y la modernización tecnológica que requerimos para entonces sí alcanzar mejores niveles de bienestar, es necesario que la investigación científica se realice bajo criterios científicos y no en ideologías político-partidistas. Ojalá seamos más y más las y los mexicanos que defendamos a nuestros científicos y su invaluable labor. 

Comisionado del CECA

Comentarios