Ciencia, tecnología e innovación en México. Pasado, presente y futuro (II) | Querétaro

Ciencia, tecnología e innovación en México. Pasado, presente y futuro (II)

José Alfredo Zepeda Garrido

En la década de los 70, la Universidad Autónoma de Querétaro creó los primeros programas de posgrado y centros investigación; hasta el último informe anual de rectoría, el año pasado, ya se registraban 119 opciones de posgrado correspondientes a 32 especialidades, 64 maestrías y 23 doctorados, la mayoría de ellos reconocidos en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad del Conacyt; además se ofrecían 113 programas de licenciatura o Técnico Superior Universitario, la gran mayoría acreditados. Varios de los programas de la UAQ cuentan con acreditación internacional. 

La investigación en la UAQ ha sido pertinente y comprometida con el interés de Querétaro y del país, asimismo ha venido logrando progresos crecientes, los cuales se pueden testimoniar a través de la publicación de sus resultados en congresos y en revistas científicas de prestigio internacional, patentes y registros de derecho de autor. Ha aumentado notoriamente el número de profesores con el grado de doctor y se ha mejorado la infraestructura académica en general. 

En la administración a cargo de quien aquí escribe (1994-2000), se estableció el Plan Institucional de Desarrollo que, entre otros retos, se propuso apoyar para que sus profesores obtuvieran el máximo grado académico (doctorado), así como aumentar en calidad y cantidad la generación de conocimiento e innovación, a través de la investigación, lo cual ha favorecido un ambiente académico fecundo con beneficios para Querétaro y el país, con trascendencia internacional; también se estableció que las nuevas contrataciones de profesores en la UAQ dieran la preferencia a candidatos que tuvieran el grado académico de doctor además del cumplimiento de los requisitos en la reglamentación relativa (concursos por oposición y productividad en investigación, entre otros). 

La formación de recursos humanos, desde el bachillerato hasta la licenciatura y los posgrados, se ha fortalecido en la UAQ, elevando la calidad de los programas que se imparten y propiciando que los profesores sean capaces no solamente de transmitir con pertinencia el valioso conocimiento que les es propio y el que se encuentra plasmado en los reconocidos libros publicados por académicos de todo el mundo, sino también el generado por ellos mismos, contribuyendo a la motivación creativa de los educandos, capacidad crítica y libertad de pensamiento. 

La calidad en la educación es un requisito indispensable para lograr la formación de capital humano acorde al reto que significa la creación de conocimiento.

En las universidades de países de primer mundo se concibe que la labor de un profesor está compuesta por dos tareas fundamentales, la investigación y la docencia; para las universidades mexicanas este perfil de instituciones de primer mundo debe construirse, con visión de futuro aprovechando la inteligencia de nuestra gente; en caso contrario, estaremos condenados en perjuicio del desarrollo de nuestra nación.

La investigación científica y tecnológica, así como la innovación, han sido pilares del progreso de las naciones más avanzadas, generando riqueza y beneficios a su población, con más y mejores oportunidades y calidad de vida. (Continuará)   

Ex Rector de la UAQ. 
[email protected]  
[email protected]

Comentarios