Castigo y venta de Gallos, que ya huelen a “caña” | Querétaro

Castigo y venta de Gallos, que ya huelen a “caña”

Enrique Guerrero

Para unos fue un duro castigo, sobre todo para la noble afición queretana, para la verdadera familia que ama el futbol, para otros, la Femexfut fue hasta cierto punto benévola en su resolución. 

Sanción de un año de veto al Corregidora por la barbarie protagonizada por pseudo aficionados seguidores de Gallos Blancos y Atlas que dieron la vuelta al mundo el pasado sábado 5 de marzo.

Multa de un millón y medio de pesos; derrota de 0-3 ante el Atlas; inhabilitados por cinco años Gabriel Solares, Manuel Velarde, Greg Taylor y Adolfo Ríos; tres años a los grupos de animación en los juegos de local y un año en los de visita, y un año de castigo al equipo para que juegue sus partidos de local  a puerta cerrada en sede alterna, es la consecuencia de lo sucedido el pasado sábado por la falta de seguridad en el estadio.

La responsabilidad total fue de la directiva y de la empresa de seguridad privada que contrataron y que ya fue dada de baja, por ello Yon de Luisa y Mikel Arriola, tras la junta de presidentes, determinaron lo anterior.

Y, mientras los queretanos, los verdaderos aficionados, están avergonzados y preocupados por lo sucedido a los porristas del Atlas. Aún salta la pegunta  del por qué se permitió llevar a cabo este duelo sin la seguridad requerida para un partido de alto riesgo.

También la pregunta es por qué Fernando Guerrero, el árbitro central, no exigió esa primordial garantía o consultarlo con el Comisario de la Federación y con el Inspector Autoridad, pero no pasó nada y ahí están las consecuencias.

Las autoridades por su parte, han aprehendido a varios de los involucrados en los lamentables hechos y seguirán las investigaciones y detenciones para castigar severamente a los que ocasionaron todos estos desmanes.

Ahora el equipo podría ser vendido a otra plaza, pues la franquicia pertenece a Grupo Caliente que ya tiene a Tijuana en Primera División y a Dorados en la Liga de Expansión, así que Gallos sale sobrando y por tanto su futuro es incierto. Los jugadores y cuerpo técnico que dicen haber recibido diversas amenazas graves, ya buscan acomodo en otros equipos, no quieren saber más de esta pesadilla y con justa razón, sobre todo porque no quieren exponer a sus familias. 

No se sabe en qué sede alterna jugarán sus últimos cuatro juegos de locales y los ocho del próximo torneo regular, aunque se habla del Nemesio Díez; la última palabra la dirá Jorge Hank, dueño del certificado de afiliación, porque Solares y compañía no eran los dueños, sólo arrendaban la franquicia. 

La incertidumbre obvio crece con la inhabilitación de los ya mencionados, principalmente porque ahora tanto los jugadores del primer equipo como los de fuerzas básicas y el femenil, no saben aún quiénes serán sus nuevos patrones.

Cuauhtémoc Blanco, gobernador de Morelos, incluso ya se manifestó interesado en llevarse a Gallos para que sean los nuevos Cañeros del Zacatepec y afirma que hablará con Jorge Hank para llegar a un arreglo cuanto antes.

Y sí, lo más probable es que los Gallos Blancos digan adiós a esta plaza para siempre. Hasta la Próxima.

Comentarios