Ataque presidencial | Querétaro

Ataque presidencial

Guillermo Tamborrel

Triste, patético, repudiable, preocupante, resultó el ataque del Sr. Presidente a la libertad de expresión de los periodistas y comunicadores que en estricto cumplimiento a su responsabilidad profesional dieron a conocer el caso de la ya célebre “casa gris” de su hijo mayor, José Ramón López Beltrán, y en el que se señala un claro conflicto de interés es decir de corrupción. Ataque que, además de lesionar ilegalmente al mencionado derecho a la libre expresión, lesiona el derecho de todas y todos los gobernados a ser informados sobre el uso y destino de los recursos públicos.

Si cualquier restricción a la libertad de expresión es reprobable más lo es cuando esta proviene de un servidor público que al asumir el cargo se comprometió a respetar y hacer respetar la Constitución y las leyes que de ella emanan. Peor aún es cuando el Presidente, como cualquier otro gobernante, utiliza el poder que le da su cargo para atacar a los que considera sus adversarios políticos intentando callarlos mediante amenazas veladas. 

No perdamos de vista que en este caso el Sr. Presidente, en un afán desmedido de cubrir la corrupción de su vástago, violentó la Constitución y varias leyes. Ello aunado al hecho de que simplemente pasó por encima de los principios y valores que una y otra vez afirma defender y que fueron sus banderas electorales. Con esto último me parece que el mito de la honestidad y la austeridad de la Cuarta Transformación se cayeron ya de manera definitiva. 

Desgraciadamente, también me parece, que las acciones del Sr. Presidente más que corresponder a un mandatorio elegido democráticamente, correspondieron a las de un dictador. Acciones que las y los mexicanos no debemos ni podemos permitir.

Fuente de los Deseos: Ojalá el Sr. Presidente recapacite y se abstenga de utilizar el poder de su cargo en atacar la libertad de expresión de las y los periodistas como también el que deje de agredir el derecho del pueblo mexicano a ser informado por terceros.  Ojalá las y los mexicanos sepamos defender nuestros derechos y ojalá lo hagamos con determinación. 

Comisionado del CECA

Comentarios