AMLO y los empresarios | Querétaro

AMLO y los empresarios

Fernando Islas

Uno de los grandes mitos que han rodeado a la figura del presidente Andrés Manuel López Obrador es que sus ideas y su gobierno representan una amenaza al sector empresarial, basta recordar la propaganda que aseguraba que al momento de asumir el cargo como titular del Poder Ejecutivo Federal, varias empresas harían sus maletas y dejarían el territorio nacional por temor a las medidas que  pudiera tomar contra la iniciativa privada. 

Adversarios políticos y algunos comunicadores se cansaron de repetir una y otra vez las grandes similitudes que, según ellos, el exjefe de gobierno de la Ciudad de México tenía con personajes como Hugo Chávez, Fidel Castro o Nicolás Maduro, de manera alarmista enarbolaban discursos que aseguraban expropiaciones por parte del estado y persecución al sector empresarial, situación que hasta el momento no ha sucedido y que con seguridad jamás sucederá.

Desafortunadamente, para la nueva oposición estas líneas discursivas ya son caducas y el argumento de que los grandes empresarios no están dispuestos a participar en los proyectos del actual Gobierno de México, es inoperante en todos los sentidos. Muestra de lo que menciono es la declaración del presidente del Consejo Mexicano de Negocios, Antonio Del Valle Perochena, donde asegura que el gobierno de la Cuarta Transformación no es antiempresarial y que contrario a lo que durante dos décadas algunos medios han pregonado, las políticas y el gobierno de López Obrador son atractivos para el sector privado,  como consecuencia de la estabilidad económica que México goza desde hace tres años, según el líder del CMN.

Esto se suma a las declaraciones de Carlos Slim, empresario mexicano que es autoridad en este sector, el dueño de Grupo Carso calificó como una “tontería” la postura tomada por algunos integrantes de la cúpula empresarial de nuestro país, señaló la irresponsabilidad política en relación a Pemex, a partir de la década de los ochenta, y denominó como un capricho el enfrentamiento de ciertos empresarios con el actual gobierno. 

Estas declaraciones contrastan con las acciones del grupo que lidera Claudio X. González, mismo que abiertamente ha declarado una guerra mediática contra Andrés Manuel López Obrador y el gobierno que encabeza, inclusive se ha mostrado públicamente en reuniones con los principales liderazgos de los partidos opositores a la 4T. 

Es importante señalar que los esfuerzos de la nueva oposición no han rendido los frutos esperados, la popularidad del Presidente se mantiene estable y el respaldo de las mayorías sigue vigente, sentimiento que con seguridad se verá reflejado en el próximo ejercicio de revocación de mandato en donde el propio López Obrador ha señalado que en caso de no obtener el respaldo de la ciudadanía, dejará el cargo independientemente de que no se alcance el número de participantes estipulado por la ley.

Tiempo al tiempo, el termómetro rumbo al 2024 sigue midiendo los ánimos del electorado, este año se prevé nuevamente que Morena triunfe en la mayoría de los estados que definirán su gubernatura, esto como consecuencia del trabajo del Presidente, mismo que en diferentes momentos  ha superado los méritos propios del partido que él mismo fundó.

Comentarios